Adiós a las mamografías

Un grupo de científicos británicos  ha creado un  revolucionario sistema para detectar el cáncer de pecho basado en la tecnología de los sistemas antiminas. Funciona a partir de radio frecuencias, por lo que resulta más seguro que los rayos X, además de ser indoloro y rápido.

 

Los expertos aseguran que el aparato,  al que han llamado María', puede ser usado por personas de todas las edades, a dferencia de la tecnología actual, según publica la CNN.

En mujeres de menos de 50 años, no es fácil detectar el cáncer de mama, en parte debido a los riesgos de las dosis regulares de las radiaciones ionizantes desde una edad temprana y  además, porque tienen el tejido mamario más denso, que hace más difícil detectar los tumores con rayos-X.

Con las ondas de radio resulta más fácil de encontrar problemas en todos los tejidos.

Uno de los problemas para las mujeres que se someten a la mamografía es el dolor,  al apretar el pecho entre dos placas de rayos-X para conseguir una imagen.

En cambio, con 'María,  la mama se coloca en una placa cerámica en forma de copa que funciona como escáner mientras que los datos se transfieren a un ordenador en los ocho segundos que necesita para crear una imagen en 3D.

En el estudio  convencional se utilizan dosis bajas de rayos X y  se tienen que tomar dos exploraciones de la mama, en los que además el  técnico tiene que protegerse de la radiación.

Un radiólogo tiene que examinar la radiografía y por lo general se busca una segunda opinión o la de rayos X donde las mujeres suelen ser informadas  del resultado en dos semanas.

El nuevo método fue desarrollado por Micrima, una empresa que comenzó en la Universidad de Bristol, y la tecnología de ‘María’ se basa en un proyecto de detección de minas terrestres-que fue capaz de localizar objetos no metálicos explosivos.

Con este principio el sistema ‘María’ puede encontrar  “puntos peligrosos”  en los senos.

El  doctor Mike Shere, especialista en mama en Southmead Hospital, dijo estar "muy entusiasmados con el potencial de este nuevo método de imagen del pecho. No tiene ninguna de las desventajas de los métodos actuales – ultrasonido, mamografía y resonancia magnética.

"Es rápido, seguro, cómodo y barato, y ya está dando buenas imágenes con alta sensibilidad. Esta tecnología utiliza ondas de radio que son casi exactamente la misma que la frecuencia de un teléfono móvil – y menos energía. Es completamente seguro, a diferencia de la mamografía, donde el riesgo de cáncer aumenta por los rayos-X" .

Además explicó que "Es mucho más cómodo para las mujeres, ya que algunas evitan el estudio actual,  porque les resulta doloroso".

Se espera  que ‘María’  llegue a los hospitales en  cinco años.

 

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: