Con la compra de estos seis artículos, usted está colaborando con la brutal ocupación israelí

Llegado el momento de pagar de impuestos cada año, cada ciudadano estadounidense aporta 21,59 dólares en ayuda militar a Israel, según la campaña estadounidense para poner fin a la ocupación. Pero esa no es la única manera en que los ciudadanos estadounidenses contribuyen con el ejército israelí, que ocupa tierras palestinas desde hace 46 años, y con el proyecto de asentamientos en Cisjordania que acompaña a la ocupación.

 

Los consumidores pueden no saberlo, pero la compra de productos como el hummus Sabra y Sodastream ayuda con medios para el control militar de Israel sobre los palestinos. Algunas empresas tienen fábricas situadas en uno de los 125 asentamientos reconocidos oficialmente en la Palestina ocupada, que son ilegales según el derecho internacional. Otras empresas contribuyen al mantenimiento de una ocupación a través de la cooperación con el ejército de Israel (IDF), cuyo principal objetivo es la protección de los asentamientos ilegales y ejercer dominio sobre la vida de millones de palestinos. La compra de estos productos da beneficios a las empresas que explotan las tierras y recursos palestinos.


Aquí se describen seis productos de consumo y empresas que ayudan a mantener la ocupación israelí funcionando. Todos ellos han sido blancos de ataques por el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS), una campaña internacional liderada por palestinos para aislar a Israel por sus violaciones del derecho internacional. Grupos que apoyan el BDS han pedido a los consumidores boicotear a estos productos como una forma de enviar una señal económica a Israel.


1. Sodastream


Esta empresa de refrescos es omnipresente en las decisiones de hoy en día. Los productos Sodastream, que convierten el agua en agua con gas y otras bebidas con sabor, han tenido un éxito increíble en los EE.UU. Según la CNN, las ventas de sus productos se han disparado, con la incorporación a la empresa de 436 millones de dólares en 2012 y un incremento del 51% con respecto al año anterior. La compañía, que fue comprada por una empresa israelí que finalmente la vendió a una firma de capital privado, se promocionó a sí misma como una empresa amigable con el medio ambiente.


Pero el lado menos progresista de Sodastream radica en la ubicación de su fábrica. La planta principal, donde se fabrican los productos Sodastream se encuentra en la zona del asentamiento industrial de Mishor Adumim, que está justo en las afueras de Jerusalén y aún más cerca del gran asentamiento de de Maale Adumim. Mishor Adumim presta servicio a Maale Adumim, proporcionándole empleo de los israelíes y de negocios para las empresas israelíes cercanas.


Sodastream afirma que no viola el derecho internacional al operar en un asentamiento ya que la fábrica beneficia a la población local de palestinos. Es cierto que Sodastream emplea a obreros palestinos. Pero de acuerdo con Who Profits, una organización con sede en Israel que rastrea a los especuladores de la ocupación, "los trabajadores de la fábrica Sodastream sufren duras condiciones de trabajo". Los trabajadores palestinos son considerados mano de obra barata para ser explotados y se han quejado de que cuando protestan por mejores salarios los despiden.


Al reforzar Ma'ale Adumin, la fábrica de Sodastream en Mishor Adumim contribuye a la muerte de cualquier posibilidad de un Estado palestino viable y contiguo. Maale Adumim, construido estratégicamente como un asentamiento que corta el acceso fácil entre Ramallah y Belén, dos importantes ciudades de la Ribera Occidental.


Para los amantes de Sodastream que buscan una alternativa, no tengan miedo. Una serie de productos similares permiten que el consumidor pueda hacer su propia agua burbujeante sin dar dinero a una empresa que opera en los territorios ocupados. Las alternativas incluyen las bebidas elaboradas por Cuisinart y una empresa llamada SodaSparkle.


2. Sabra Hummus


Sabra es otra empresa israelí que parece que debería estar en el refrigerador de cada estadounidense y en los supermercados que se precien. Es una buena salsa para dar gusto a patatas y verduras, pero también provee al ejército israelí como si la comercialización de hummus fuera exclusivamente israelí.


La compañía hummus se ha embarcado en un gran impulso para vender sus productos a los consumidores. Sabra ha incrementado su publicidad en los últimos años y ha sido bastante exitoso. A principios de este año, el Huffington Post informó de que ha capturado el 60% de un mercado de hummus cuyas ventas han ido en aumento en los EE.UU.


Sabra hummus es propiedad en parte de una compañía israelí llamada Grupo de Strauss, que ha "adoptado" una unidad de elite del ejército israelí, (PepsiCo también es propietaria de Sabra.) La web de la compañía se ha jactado de proveer a la Brigada Golani "con una variedad continua de productos alimenticios para su entrenamiento o misiones y ofrecer paquetes de cuidado personal para cada soldado que completa el curso". El Grupo Strauss también ha declarado que da fondos a esa unidad del ejército de Israel para "actividades de asistencia, culturales y educativas, como dinero de bolsillo para los soldados desfavorecidos, deportes y equipos de ocio, paquetes de cuidados, libros y juegos para el club de los soldados".


Mientras que este lenguaje ya no se encuentra en la web del Grupo Strauss, la compañía sigue defendiendo al ejército israelí. En 2011 Ofta Strauss, presidenta de la compañía, dijo a la revista Forbes que "los soldados israelíes no son el ejército; los soldados israelíes son nuestros hijos".


La Brigada Golani jugó un papel clave en el asalto del ejército israelí a la Franja de Gaza en 2008-2009 durante la "operación Plomo Fundido". Violaciones generalizadas de derechos humanos y posibles crímenes de guerra fueron cometidas por el ejército israelí durante el asalto.


3. Tribe Hummus


Tribe es la segunda compañía más grande de hummus en los EE.UU. También está ligada a las prácticas israelíes conflictivas.


La compañía es propiedad en parte de Osem, que se asocia con el Fondo Nacional Judío, un grupo que ha trabajado estrechamente con el Gobierno israelí. Ese fondo jugó un papel clave antes del establecimiento del Estado de Israel, al participar en los planes con el fundador de Israel, David Ben-Gurion, en la limpieza étnica de los palestinos despojándolos de sus tierras en 1948. El historial del JNF no ha mejorado mucho desde entonces.


Después de que se estableció Israel, el Estado arrendó las tierras del Fondo, y, con el tiempo, el Fondo llegó a poseer el 13% de todas las tierras de Israel, la mayoría de las cuales fue originalmente propiedad de los palestinos. Su estatuto limita explícitamente el arrendamiento de sus tierras a judíos sólamente en un Estado donde el 20% de la población es palestina. El Fondo Nacional Judío ha plantado bosques en todo Israel, algunos de ellos encima de las poblaciones palestinos destruidas.


Una de las acciones más atroces del FNJ fue participar recientemente en la demolición repetida de la aldea beduina de Al Araqib, una de las muchas áreas "no reconocidas" por Israel. El Gobierno se niega a conectar la electricidad o los sistemas de agua. El FNJ se ha asociado con la policía israelí para destruir a Al Araqib, un asombroso terreno 50 veces más grande, con el fin de construir un bosque en la aldea.


4. Ahava


Gran cantidad de tiendas tienen productos Ahava, que significa "amor" en hebreo. Usted puede encontrar sus productos de belleza extraídos del Mar Muerto en las tiendas Ricky de la ciudad de Nueva York, en Nordstrom y en Bed, Bath and Beyond, entre otros. Pero lo que los productos no le dirán es que están fabricadas en un asentamiento en Cisjordania, propiedad de los colonos y que están explotando ilegalmente los recursos naturales palestinos.


Ahava, que recauda cerca de 150 millones de dólares al año, es en parte propiedad de los asentamientos en Cisjordania, el 37,5% de la compañía es propiedad del asentamiento de Mitzpe Shalem, mientras que el 7,5% es propiedad del asentamiento Kibbutz Kalia. Por otra parte, el 37% de la compañía es propiedad de Hamashbir Holdings, que también invierte en el Grupo Orad, una empresa que produce sistemas electrónicos de detección para uso en la barrera de separación en Cisjordania.


La principal fábrica donde se manufacturan los productos Ahava se encuentra en Mitzpe Shalem, en la parte oriental de la Ribera Occidental y también en la orilla del Mar Muerto. Ahava extrae el barro de las orillas del Mar Muerto, a pesar de ser una violación del derecho internacional de explotación de los recursos de un territorio ocupado.


Desde 2009, el grupo Code Pink ha conducido una campaña para boicotear Ahava, e instando a las tiendas para bajar sus productos.


5. Hewlett Packard


La famosa compañía de tecnología de la información es más conocida en los EE.UU. por la fabricación de impresoras. Hewlett Packard también hace productos como cámaras digitales, computadoras personales y teléfonos inteligentes. Mantiene el primer lugar a nivel mundial en el despacho de ordenadores personales.


Pero eso no es todo lo que HP fabrica. Los servicios que ofrece han sido vendidos al ejército israelí.


Según Who Profits, HP posee EDS Israel, que desde 2009 se denomina "HP Enterprise Services". Esta rama de Hewlett Packard provee al ministerio de Defensa de Israel, con lo que se llama el "Sistema de Basilea", un sistema biométrico de acceso al sistema de control que regula el sistema de permisos para los trabajadores palestinos.


En 2009, HP fue contratado para administrar la infraestructura de tecnología de la información de la marina israelí, y con el tiempo se prestó para administrar los sistemas de tecnología de todo el ejército. HP también ganó un contrato en 2009 para proporcionar todo el equipo informático al ejército israelí.


Además, HP está involucrado con el proyecto de asentamientos en Cisjordania. La compañía de ITI ofrece servicios y tecnologías para dos asentamientos principales, y también "participa en el proyecto 'Smart City' en el asentamiento ilegal de Cisjordania Ariel, proporcionando un sistema de almacenamiento para el municipio de las colonias", según el proyecto de informes de Who Profits.


6. Motorola


Esta empresa también se beneficia con su relación con el ejército israelí. En 2011, la compañía, que fue más conocida por sus móviles, se dividió en dos. Uno de sus productos derivados, llamado Motorola Solutions, tiene una estrecha relación de trabajo con el Gobierno israelí y el ejército a través de su filial israelí, Motorola Solutions Israel. (Motorola Solutions no hacer teléfonos, aunque manufactura ordenadores portátiles, tabletas y accesorios de computadora. Aún así, Motorola tenía una relación con el ejército israelí cuando se trataba de una empresa única de producción de teléfonos).


Según Who Profits?, Motorola Solutions Israel ganó un contrato en 2005 para proporcionar vallas en las colonias, y sus sistemas de detección de radares se han instalado en al menos 20 asentamientos ilegales en Cisjordania. El mismo sistema se utiliza también para la barrera de separación de Israel, que fue declarada ilegal por la Corte Internacional de Justicia en 2004.


La compañía también creó un sistema de comunicaciones móviles para el ejército israelí para que los soldados pudieran hablar unos con otros cuando sirven en Cisjordania. Por último, Motorola Solutions Israel suministró al ejército bombas fusibles electrónicas hasta 2009, cuando el departamento específico de la empresa que realizan los fusibles se vendió a los Sistemas de Defensa Aeronáutica.


Corrección: la sección de este artículo sobre Motorola se ha cambiado para aclarar la relación entre la empresa y el ejército israelí. El artículo original fue incorrecto al afirmar que la empresa actual de teléfonos Motorola tiene una relación con el ejército israelí. Más bien se trata de un producto de la compañía de teléfonos que se provee al ejército israelí.


Alex Kane es editor de AlterNet's New York-based World con sede en Nueva York, y el editor asistente de Mondoweiss . Síguelo en Twitter @ alexbkane.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: