Amigos verdaderos de Siria discuten opción de paz en Teherán

Representantes de 25 países que se autodefinen verdaderos amigos de Siria llamaron hoy en Irán al cese del conflicto armado en esa nación árabe y a la reconciliación sin intervención extranjera en sus asuntos internos.

 

Los participantes en la II conferencia de Amigos de Siria defendieron la opción del diálogo entre las partes beligerantes, y contrastaron su posición con la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, partidario de azuzar la guerra con más apoyo monetario y logístico a las bandas opositoras.


Según el jefe de la comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Majlis (parlamento iraní), Alaeddin Boroujerdi, en esta ocasión se duplicó el número de asistentes respecto a la primera reunión de ese tipo, también efectuada en Teherán en marzo de este mismo año.


Lo anterior, subrayaron autoridades de la república islámica, prueba que muchas otras naciones se han sumado a los esfuerzos pacificadores y al rechazo categórico a alentar la violencia con el respaldo a bandas de "takfiristas" (extremistas islámicos) que combaten contra Damasco.


El encuentro, que sesiona a nivel de jefes de comisiones parlamentarias de Política Exterior de cada Estado, se inserta en la línea diplomática mantenida por Irán de contribuir a detener las hostilidades en Siria y establecer la paz, la seguridad y la tranquilidad.


Al mismo tiempo, la conferencia se asumió como una oportunidad de cohesionar un frente de lucha contra lo que calificaron aquí de eje sionista-occidental, en alusión a Israel, Estados Unidos, otras potencias europeas y sus aliados árabes de Medio Oriente hostiles a Damasco.


Desde el comienzo de la crisis siria, en marzo de 2011, Irán, que lidera actualmente a los 120 países del Movimiento No Alineados, se pronunció por rechazar cualquier tipo de interferencia foránea en los asuntos de aquella nación y promovió el diálogo y la reconciliación.


Los delegados coincidieron en saludar la realización de elecciones democráticas el próximo 3 de junio en tanto otro elemento clave para resolver la crisis humanitaria y consolidar la legitimidad al gobierno del presidente Bashar Al-Assad.


Conscientes de que las posturas intervencionistas occidentales pierden soporte frente a propuestas de un arreglo político, y dados los avances en el terreno del Ejército leal a Al-Assad, los delegados pidieron sensatez de los líderes mundiales para evitar una fragmentación del territorio sirio.


Además, instaron a cerrar fila frente al terrorismo que se encubre dentro de la llamada oposición y alertaron de que el respaldo a las bandas armadas podría convertirse en una amenaza futura a la seguridad mundial. "De hecho se ha convertido ahora en un serio problema", acotó Boroujerdi.


Señaló que el terrorismo es actualmente la gran amenaza de muchos países, en especial los de Europa y Estados Unidos, dado que muchos de sus ciudadanos han recibido entrenamiento en Siria para tales prácticas.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: