Las calles de Francia se han vuelto a llenar de manifestantes contra la reforma laboral que el Gobierno ha adoptado por decreto.


La jornada de movilización en Francia contra la reforma laboral ha vuelto a conocer enfrentamientos entre la policía y manifestantes. En Nantes ha habido varios heridos y detenidos, se ha degrado mobiliario urbano y vitrinas de comercios.

VIDEO


La policía ha utilizado cañones de agua y las unidades antidisturbios han entrado en acción. En total han sido más de un centenar las manifestaciones que han tenido lugar en todo el país.


En París (capital), los enfrentamientos se han producido al término de la manifestación en la que miles de trabajadores y estudiantes han denunciado la acción de un Ejecutivo alejado de la ciudadanía y sordo a las reivindicaciones de la calle.


La lucha contra la reforma laboral va a seguir en los tribunales franceses y europeos. Los sindicatos mantienen un frente sindical unido para buscar la abrogación de la ley.


En la manifestación parisina, con una importante presencia policial, los manifestantes han vuelto a señalar la responsabilidad del Gobierno en los enfrentamientos y la violencia.


Los manifestantes que desfilan se convertirán dentro de pocos meses en electores. En mayo la elección presidencial será el momento elegido por muchos para sancionar con su voto a un Gobierno que les ha traicionado.


El Gobierno de François Hollande se aleja cada vez más del electorado que le llevó hasta el Palacio del Elíseo. Muchos son los que piensan que los socialistas han aceptado ya su derrota en las urnas y que por eso hacen oídos sordos al grito de los franceses.


Juan José Dorado, París.

 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Título:
Comentario: